Entrevista a Andoni, fundador de Gross: "La cerveza se hace para disfrutar, no la vemos como un producto gourmet."

 

Aprovechamos la visita que nos hizo Andoni, fundador de Gross, para nuestra colaboración (Reverse Psychology, una DDH DIPA de 8%, ya disponible en la tienda) para hacerle unas preguntas y conocerle más a fondo. Además, este sábado 7 de septiembre se celebra El Boiling, un micro beer fest en la fábrica de Gross al que acudiremos como una de las 10 cerveceras invitadas.

Península: ¿Cómo describirías el proyecto de Gross? Cuéntanos su historia.

Andoni: Gross nació en 2013 como cervecera nómada. Empecé a hacer cerveza en un pequeño local que tenía. Por entonces, venía de beber birras belgas, y después cayó en mis manos una IPA y flipé.

A raíz de esa IPA comencé a informarme de cómo se elaboraba la cerveza. Vi que a nivel home brewer era posible hacerlo, así que compré un equipo y empecé a hacerlo en un local que tenía de la familia.

Después de eso todo fue una bola de nieve: conocer a gente, empezar a interesarme por montar una fábrica, dónde poder fabricar como nómada, etc. Gross nació como un proyecto sin grandes pretensiones, no sabía donde llegaría. Y más o menos seguimos así, creciendo poco a poco cada día y haciéndolo lo mejor posible, y que sea el tiempo el que ponga a cada uno en su sitio.

P: Y ahora tú, Andoni, ¿quién eres a nivel personal?

A: Pues… un tío muy tranquilo pero inquieto a la vez. Combino la vida tranquila con meterme en marrones, que parece ser que me gusta (risas).

P: ¿Qué queréis transmitir a través de vuestro producto?

A: Hacemos la cerveza para que la gente se la beba y la disfrute, un viernes por la tarde, tranquilamente, sin tener que preocuparse por los lúpulos que lleva, sus matices o a qué huele. La cerveza se hace para disfrutar, no la vemos como un producto gourmet.

P: ¿Qué es lo que más valoráis a la hora de hacer colaboraciones?

Principalmente que haga buenas barbacoas… (risas). En serio, tener buen feeling con la otra cervecera. No busco abrir mercado, ni aprender cosas concretas, simplemente juntarme con gente, conocerlos mejor y echar unas risas.

P: Valoración de la escena craft local en el País Vasco y en general en España.

A: Por suerte en Donosti, quizá por ser una ciudad volcada con la gastronomía, ha sido más sencillo introducir la cerveza artesana, y somos una una ciudad importante a nivel craft. En Euskadi, Vitoria-Gasteiz empezó muy fuerte desde el principio, mucho antes que Donosti, y se mantiene, y Bilbao siendo la capital económica empezó más flojito, y está cogiendo un poco de ritmo, pero le ha costado un poco más. Nosotros, quizá por el turismo, hemos tenido más fácil introducir la cerveza en la ciudad.

En España hay diferentes niveles, en unas partes crece bien, en otras les cuesta muchísimo arrancar, y en otras es misión imposible. Creo que España no se puede ver como un único mercado, no tienen nada que ver unas zonas con otras.

El mercado en general crece a diferentes ritmos, pero crece. El número de consumidores y de litros creo que seguirá creciendo, pero que sigan las mismas cerveceras de ahora lo dudo. El mercado pone a cada uno en su sitio, muchas no podrán seguir adelante: porque el modelo de negocio no es el adecuado, por no saber vender el producto, por no saber hacer un buen marketing o no haber sabido hacer un buen producto.

P: Elige tres cervezas: una de Gross, una nacional y una internacional.

A: De Gross, Sticky Hops: es una West Coast seca, amarga, de trago fácil. Es una de las pocas cervezas con las que podría estar toda una noche de farra bebiéndola sin cambiar de cerveza. Otras me gustan muchísimo, pero me acaban saturando por demasiado lúpulo o demasiado sabor, en cambio Sticky me puedo pegar un día entero con ella sin problema.

Nacional - No soy mucho de cervezas negras, pero me parece que las de Laugar son brutales: la Aupa Tovarisch.

Internacional - Una internacional que en su momento me flipó fue Heady Topper, de The Alchemist. Creo que es la primera craft que bebí en lata, hace un montón de años, en el primer garito que tenía grifos en Donosti. Fue abrir la lata, que trajo un colega de Estados Unidos, y de repente un olor a lúpulo en el bar, y bueno, fue la cerveza y la cervecera que iniciaron todo el movimiento de las New England, y la verdad que fue flipante.

P: Y ahora, más cultura. Un grupo de música, un libro y una serie.

A: De música, siempre Negu Gorriak, me flipa. Me flipaba de crío y ni siquiera entendía sus letras, y me siguen flipando ahora porque me doy cuenta que tenían un montón de influencias y eran unos adelantados a su época.

Un libro - no tengo paciencia para leer, pero te diría el de Howard Marks, un narcotraficante. Es una autobiografía, cuenta su vida.

Una serie - Me he enganchado a varias, pero la primera que me moló creo que fue Lost (Perdidos).

P: Describe el lugar perfecto para beber cerveza, y recomendarnos alguno.

Más que el lugar, te diría que los colegas. En Donosti, en cualquier sitio junto al mar. Y un bar, nosotros somos mucho del Bar Desy, un pequeño bar en Donosti, con 6 grifos y una muy buena nevera, con mucha ipa y mucha lámbica y tal. En Donosti cada vez hay menos tascas, cada vez todo es mas artificial, y es uno de los pocos sitios que mantienen ese espíritu.

 P: Muchas gracias por venir, Andoni, ¡nos vemos en El Boiling!

 

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados